© todos los derechos reservados

© todos los derechos reservados

7 sept. 2017

Ay, pero si yo tengo un blog...

Que si, que ahí lo está, el pobre, más seco que la mojamas. 
¿Y qué he estado haciendo yo estos últimos... ¡¡cuatro meses!!? Válganme los dioses. Definitivamente, el tiempo es relativo.
Lo primero que recuerdo de toda esta historia fue estar hospitalizada. No comenté gran cosa por redes sociales porque soy mucho de quitarle hierro a todo, y, aunque resultó ser un tema serio (lo típico, empiezas con la tontería de una rotura de fibras en un gemelo y terminas con una anemia del copónbenditodelabaraja y un.. eh.... trombo), terminó por parecerme gracioso el hecho de estar en la sala de espera con NADIE de mi edad porque son todo octogenarios y estamos a la espera de que nos den la receta del sintrom para los 4 siguientes meses. Estoy fabricando un escenario, naturalmente, exagerando un poco. Pero si es cierto que voy a por mi receta y me inyecto anti-coagulante cada día a las 9 de la mañana. Una fiesta. ¿Lo positivo de toda esta historia? Que ahora madrugo que da gusto y hago 4 comidas al día a la hora que deben hacerse. Lo de la bandeja de comida siempre puntual me dejó posillo, y aunque me lo tengo que hacer yo ahora, sigue habiendo una bandeja y puntualidad. Lo malo... mi comida no está tan buena. Pero eso es otro tema.

Y mientras iba y venía he estado atareada continuando con más avances de los encargos. Puedo resumirlo como que todo va viento en popa, sigo saliendo constantemente de mi zona de confort ¡y me encanta! No puedo hablar, no puedo enseñar... pero podré.

Lo más mejor chachi de todo es.... que me he puesto a escribir. Y a mi qué me importa. Bien, llevo ''escribiendo'' muchos meses. Qué digo meses, años. Muchos talleres online y vídeos y entradas de blogs comprendí que es algo que ocurre con bastante frecuencia; novato que quiere ser escritor, o escribir algo que otros puedan leer, pero que no se arranca. O que se arranca con un primer capítulo, lo lee, lo relee, y resulta que es un asco total. Y lo descarta, lo deja 4 meses y vuelve a escribir otra vez un primer capítulo. Que resulta que también apesta y el ciclo se repite una y otra vez. ¿Os suena? A mi lleva sonándome desde los 19 años. De pronto me di cuenta de una evidencia muy, muy obvia. 
Creé dos espacios, uno para el ocio y otro para el trabajo. Hasta entonces ambas cosas las desempeñaba sentada en el mismo sitio y... definitivamente no hay color. La predisposición es otra, y cuando la inspiración te pilla trabajando, como ya se ha dicho tantas veces, no termina convertida en pereza, si no en más ideas, en más ganas, en más trabajo satisfactorio.

Escribí el primer capítulo tantas veces que ya he perdido la cuenta. En dos días he roto esa barrera y he alcanzado el séptimo. Y hoy cae otro. Porque: primera norma, pase lo que pase: escribir 1 capítulo al día.

Siempre.


Mientras tanto....
La pila de cosas pendientes sigue yendo en aumento:

Relatos [8]
Comic «pesadilla»
•Ilustraciones para los relatos
•Bestiario
•Mapas
•Vestimentas
•Comic [ciberpunk]
•Foro [2]
•Regar la planta
•Comida de hamster
•Papel de cocina 
•Pan tostado







Amor a todos, nos vemos pronto!






***

19 may. 2017

ConceptArt - mercaderes y campesinas

Esta semana he tenido (y voy a tener, que aún estamos a viernes) toda la actividad social que no he tenido en medio año. Voy tan a lo loco que me he puesto a hacer por inspiración de a saber qué jocoso dios de la montaña una serie de artes conceptuales sobre, en principio, vestimentas típicas de las buenas gentes que pueblan ese mundo que tengo por ahí escondido. Y que espero que más pronto que tarde vea definitivamente la luz.

Mientras tanto, aquí van los tres primeros. Un mercader rico (que de hecho es el tipo y modelo del Rey de los Mercaderes), un mercader medio y una campesina random, todos salidos de la impenetrable fortaleza de Corabias.





***

5 may. 2017

Taya - Rehacer dibujos viejos

Este es un dibujo bastante viejete que no he modificado en exceso, salvo algunos detalles tontos como cinturas imposibles o brazos que se esconden para no tener que dibujar manos y cosas así. Menos mal que lo de las manos lo tengo superadísimo y, de hecho, me encanta dibujarlas.

En esta ocasión, he sentido una poderosa apetencia por dejarla en colores planos, no sobetear tanto el color, y el resultado me satisface bastante, el cual es si cabe más sencillo y simplista. Puede que lo haga así más a menudo... puliendo cada vez un poco más, claro, que todo cuando se repite varias veces, mejora.

Taya (o como es conocida por su nombre de ciborg; Kd-12) es una chica muy especial para mi. Fue una de las primeras protagonistas de comic que inventé, hace ya bastante, cuando por motivos de la vida dejó de gustarme el manga y descubrí el ciberpunk. La dibujé y enseguida se me ocurrió todo un mundo para ella, futurista, lleno de cables y metal fino y resistente, robots, transporte público volador y una muy pésima moral humana. La historia sigue ahí, y me gusta lo suficiente como para de vez en cuando pretenderla a ratitos y sentirme tentada a volver a dibujar aquel comic con mis manos de ahora.



Original del 2007-2008




Nueva versión - 2017



***


23 abr. 2017

Guerrera - Rehacer dibujos viejos

Otra vieja gloria que vuelve del pasado a renovarse. Este es un dibujo realmente viejo, recuerdo haberlo hecho en primero de bachiller y yo tendría unos 16 años.  He tratado mantenerme todo lo fiel al original que me ha sido posible, pero he obviado detalles inservibles (una bola de pinchos con la cadena enroscada pobremente en el brazo? ¿en serio?). Por aquel entonces, que todavía no había catado nunca el dibujo digital, me encantaba llenar los dibujos de detalles inútiles sólo por afán de rellenar y hacer bonito. Nunca olvidaremos esa espada-rayo..... imposible de desenfundar.


Original del 2005



Nueva versión (digital) 2017



29 mar. 2017

Elfa - Rehacer dibujos viejos

Escogí este dibujo por lo que me evoca al ojearlo. Lo hice durante mi año sabático, de 2007 a 2008, antes de irme a Barcelona a estudiar. Durante ese año agarré por banda el photoshop y me volví loca, dibujé muchísimo, sobre todo retratos de toda clase. Esta elfa puede que fuese, si no el primero, uno de ellos. Abusaba muchísimo de los filtros que trae el programa, los usaba para prácticamente todo y, por supuesto, también para cubrir defectos. Por aquel entonces pintaba con ratón, como la mayor parte de los dibujantes digitales. Si echo cuentas, creo que acierto a decir que el primero tardé unas 5 veces más en hacerlo que el remake. ¡Ah! Amada tableta.....


Dibujo original, del 2007




Nueva versión, 2017



***




22 mar. 2017

Reina Bruja

Y continuamos con la serie ''Dibujos de hace miles de años que esperan su turno a ser terminados''. Este, en concreto, fue durante bastante tiempo un simple boceto en papel. Siempre he querido colorearlo y por fin está aquí. No puedo decir que esté terminado, porque no lo está, pero lo esencial si. Además, como se dijo en su momento, una obra nunca se termina.... ¡Feliz miércoles!






***